Capítulo 5: El Agua (Propiedades: pH y Dureza)

Importancia del agua en la limpieza

El agua cumple una función muy importante en la limpieza, por lo que es importante tener la correcta calidad del agua para que los productos químicos y el proceso de limpieza tengan óptimos resultados.

Los parámetros de agua que tenemos que controlar son dos: pH y dureza.

 

El pH del agua

El pH del agua influye en la efectividad de los productos químicos de limpieza, a continuación te comparto algunas de las consideraciones más importantes que debes tomar:

  • Prendas de seda y lana: Deben ser lavadas en pH neutro para no dañarlas, se recomienda usar detergentes neutros.
  • Acerca del cloro: El cloro es mucho más activo a un pH menor a 7, por esta razón si se utiliza cloro, se recomienda un correcto control del pH de la solución para de esa manera proteger las superficies y las fibras.
  • pH 0-4 o 9-14 son considerados ácidos o alcalinos respectivamente, el mismo que tiene propiedad corrosiva y puede afectar superficies y fibras en contacto por mucho tiempo.

 

La dureza del agua

La dureza mide la concentración de compuestos minerales que hay en una determinada cantidad de agua.

Su importancia se debe a que el agua dura baja notablemente la efectividad de los detergentes y desinfectantes.

La dureza del agua se puede medir fácilmente con cintillas de dureza.

Cintas de Dureza

Concentración (ppm de CaCO3)Características
0 – 75 mg/LBlanda
75 – 150 mg/LModeradamente Dura
150 – 300 mg/LDura
> 300 mg/LMuy Dura

 

Si el agua en tus instalaciones tiene alta dureza, tendrás problemas con la limpieza y lavado, con resultados pocos efectivos.

Para resolver este problema tienes dos opciones:

  1. Instalar un equipo ablandador de agua, que reduzca la dureza de tu agua.
  2. Utilizar detergentes y demás productos de limpieza grado institucional e industrial.

La primera solución puede representar una gran inversión para tus instalaciones, por esta razón la segunda opción es la recomendable.

Los productos químicos de limpieza grado institucional e industrial son formulados para que funcionen efectivamente incluso en agua dura. Otra de las razones por las que deberías elegir los productos de INDIQUIMICA.

Capítulo 4: Estudio del pH (ácido, neutro, alcalino)

¿Qué es el pH?

El pH es una medida de acidez o alcalinidad de una solución.

Existen varios instrumentos para medir el pH de las soluciones, entre las cuales las más comunes son: cintillas de pH y pHmetros.

Cintillas de pH y pHmetro

La escala de pH va desde 0 a 14, siendo 7 neutro, menor a 7 ácido y mayor a 7 alcalino.

Tabla 1. Escala de pH

escala de pH

Es un parámetro muy importante en la limpieza pues tanto los productos ácidos como alcalinos tienen una función específica en el proceso de limpieza.

 

El pH en el proceso de limpieza y lavandería

Tipo de ProductoFunciónEjemplo
AlcalinoRemueve todo tipo de suciedad orgánica, grasas y proteínas.Desengrasantes, Detergentes Líquidos, Detergentes en Polvo, Cloro.
ÁcidoRemueve manchas de sustancias inorgánicas, agua dura, residuos de detergentes y minerales.Quita Sarro, Suavizante, Neutralizante de Lavandería
NeutroRemueve suciedad orgánica sin afectar las superficies.Detergentes Líquidos Especiales

 

Capítulo 3: Importancia de los Productos de Limpieza

¿Qué es el Círculo de Sinner?

Para realizar una limpieza completa deben tenerse en cuenta cuatro factores que se combinan entre sí: la acción mecánica, la química, la temperatura y el tiempo. Estos cuatro elementos son los que conforman el llamado círculo de Sinner y que debe ser conocido a la perfección por los profesionales del sector de la limpieza.

Circulo de Sinner Limpieza

 

Tabla 1. Descripción de los factores que intervienen en el proceso de limpieza

FactoresDescripción
Energía TérmicaEstá usualmente presente en la forma de agua caliente o vapor. En términos generales un incremento de 10°C en una solución detergente duplicará la velocidad de la reacción química correspondiente a la limpieza.
Energía MecánicaEstá presente en la forma de cepillar, propulsores de agua, y flujo turbulento en tuberías (CIP) dónde un flujo de 2 metros por segundo es necesario para crear un flujo turbulento.
Energía QuímicaDepende de la naturaleza y concentración de los detergentes usados en el proceso de limpieza.
TiempoEl tiempo requerido para la limpieza puede variar dependiendo del método aplicado. El remojo puede tomar horas mientras que operaciones como el lavado de máquinas puede tomar segundos.

 

Mientras más compleja la suciedad y la mancha, el requerimiento de energía para eliminarla será mayor.

Sin embargo debemos tener cuidado con la energía otorgada, pues en exceso la misma puede resultar en daños irreversibles en las superficies y fibras.

Es aquí donde entra la importancia de la ACCIÓN QUÍMICA en la limpieza, ya que es la más versátil de todas, permitiéndonos a los desarrolladores y fabricantes como INDIQUIMICA el crear fórmulas efectivas que además de obtener excelentes resultados de limpieza en menos tiempo, con menos temperatura y con menos acción mecánica, también protege las superficies y fibras.

Nos percatarnos que al entender y manejar correctamente el aspecto químico de la limpieza podremos mejorar enormemente nuestro rendimiento en la limpieza, por esta razón tenemos un módulo listo para enseñarte al respecto.

Capítulo 2: Los agentes biológicos. Características y Tipos.

¿Qué son agentes biológicos?

Se consideran  agentes biológicos a los  microorganismos, los cultivos celulares y a los parásitos humanos, susceptibles  de originar  cualquier tipo de infección, alergia o  toxicidad.

Los microorganismos constituyen un grupo amplio y diverso de organismos que existen como células  aisladas o agrupadas.

Entre los tipos de microorganismos tenemos:

  1. Virus: Son sistemas biológicos que presentan incluso tamaños ultramicroscópicos, los cuales pueden causar infecciones y sólo se reproducen en células huéspedes.
  2. Bacterias: Son microorganismos procariotas de forma esférica (cocos), de bastón recto (bacilos) o curvado (vibrios), o espirales (espirilos). Si bien algunas bacterias son patógenas (causantes de diversas enfermedades), una gran parte de ellas son inocuas o incluso buenas para la salud.
  3. Parásitos: Microorganismo que se aprovecha de los nutrientes de otro ser vivo.
  4. Hongos: Organismos eucariotas, que pueden infectar a las personas perturbando su equilibrio y enfermándolos.

Riesgos Biológicos

Probabilidad de la  ocurrencia y magnitud de las consecuencias de un evento adverso   relacionado con el uso de agentes biológicos que pueda  afectar al hombre, la comunidad y el medio  ambiente.

riesgo biológico

Figura 1. Señal de Riesgo Biológico

 

Tareas en las que se puede producir el Riesgo Biológico

Existe riesgo biológico en los laboratorios donde se trabaja con  microorganismos o cultivos celulares.

También  existe este riesgo cuando se efectúan actividades médicas y paramédicas con seres humanos.

A continuación se mencionarán algunos sectores afectados de forma muy especial por los riesgos biológicos en hospitales y clínicas y las diferentes vías  por las que puede llevarse a cabo la transmisión de los Agentes Biológicos:

  • Transmisión de persona a persona: Personal sanitario, personal de seguridad, médicos, enfermeras servicios públicos, etc.
  • Transmisión a través de objetos o material contaminado: Material quirúrgico, suministros de limpieza, saneamiento público, vajillas, utensilios,  etc.

 

Clasificación de los Agentes Biológicos

Grupo de Riesgo I: Tienen un escaso riesgo  individual y  comunitario, siendo muy poco probable que causen  enfermedades en personas saludables.

Grupo de Riesgo II: Presentan un riesgo  individual moderado y comunitario limitado; pueden causar enfermedades pero normalmente no constituyen un riesgo serio para el trabajador saludable, la comunidad y el  medio ambiente.

Ejemplos: bacterias como: Clostridium botulinum  y Escherichia  coli; virus como: dengue, fiebre amarilla (cepa 17 D), hepatitis B, influenza y rubéola;  parásitos como Necator americanus y  Giardia lamblia.

Grupo de Riesgo III: Representan un riesgo individual elevado y comunitario bajo, suelen provocar  enfermedades graves no propagándose de ordinario de una  persona infectada a otra pero usualmente existen medidas profilácticas y tratamiento específico eficaz.

Ejemplo: virus de fiebre amarilla (excepto cepa 17  D).

 Grupo de Riesgo IVPresentan un elevado riesgo individual y comunitario, suelen provocar enfermedades graves en las personas, pudiendo propagarse fácilmente de un individuo a otro directa o indirectamente; usualmente no      existen medidas profilácticas ni tratamiento específico eficaz.

Ejemplos: virus como: fiebre hemorrágica argentina (virus Junin), virus del Ébola y de la viruela humana.

 

Prácticas microbiológicas adecuadas

Los errores humanos y técnicos, así como prácticas microbiológicas de trabajo incorrectas, contrarrestan la eficacia de las medidas y de los equipos que se  utilizan para proteger al personal de las instalaciones con Agentes Biológicos.

Pueden existir en el área la tecnología y los sistemas de seguridad más avanzados, pero si el  personal no está educado y  entrenado en los procedimientos  y prácticas microbiológicas adecuadas, y no tiene incorporado los mismos como disciplina y cultura en su trabajo,  no se logrará el resultado esperado con relación a  las seguridades biológica e integral.

El director es el máximo  responsable de la Gestión de la Calidad y de la Gestión de la  Seguridad de su instalación  y por tanto, debe exigir documentar los procedimientos de Calidad y de Seguridad Biológica en los Procedimientos  Normativos de Operación (PNO) y en el Manual de Calidad.

En la mayoría de las instalaciones reconocidas internacionalmente,  las Prácticas Microbiológicas Adecuadas (PMA) se elevan a la categoría de reglamento, pero en todas las instalaciones que manipulan Agentes Biológicos debiera  designarse  un especialista responsabilizado con la  inspección de la Seguridad Biológica, el cual debiera contribuir a la preparación de dicho Reglamento y a la elaboración  de materiales docentes para la capacitación del personal  de su centro en las Prácticas Microbiológicas Adecuadas.

Se hablará de esto en los siguientes capítulos del curso.

Capítulo 1: Importancia de la Limpieza Hospitalaria

La limpieza y desinfección en hospitales y clínicas es necesaria para prevenir y disminuir el riesgo de ocurrencia de infección asociado al cuidado de la salud durante la hospitalización.

El riesgo de transmisión directa de una infección por una superficie es mínimo, pero puede contribuir a la contaminación cruzada secundaria a través de las manos de los profesionales o de los instrumentos en contacto con estas superficies. Por eso la higiene de las manos de los profesionales y la desinfección de las superficies es de extremada importancia.

Está demostrado que muchos tipos de virus son capaces de sobrevivir en superficies ambientales de los centros de salud o en camas y equipos. Los factores que favorecen la contaminación del ambiente dentro de un hospital son los siguientes:

  • Las manos de los trabajadores en contacto con las superficies.
  • La ausencia de la utilización de técnicas básicas por los profesionales.
  • Mantenimiento de superficies húmedas.
  • Mantenimiento de superficies polvorientas.
  • Condiciones precarias de revestimientos.
  • Mantenimiento de la materia orgánica.

La misión del servicio de limpieza de un hospital es preparar el ambiente para sus actividades, manteniendo el orden y conservando equipamientos e instalaciones, evitando principalmente la diseminación de microorganismos.

Además nos permite prevenir y reducir el riesgo de exposición laboral del equipo de salud a los agentes patógenos.

Limpieza y Desinfección en Plantas Alimenticias: Cómo reducir los costos de limpieza

Limpieza y Desinfección en Plantas Alimenticias: Cómo reducir los costos de limpieza

La limpieza en una planta procesadora es importante, muy importante.

Seguramente has identificado el alto riesgo que provoca una limpieza y desinfección mal realizada.

Los microorganismos están siempre presentes, y el no prevenir su proliferación mediante un correcto plan de limpieza y desinfección puede provocar que tu producción se contamine, lo cual no sólo significa una pérdida de dinero, sino que además este problema puede complicarse aún más si un producto contaminado tuyo es consumido, lo cual no sólo causará consumidores enfermos, sino que además sanciones e incluso el cierre de tu planta.

Por esta razón la limpieza y desinfección es una actividad imprescindible para todas las plantas alimenticias, sin embargo, en muchas ocasiones se le toma a esta actividad como un «mal obligatorio», pues en sí la limpieza no dará un beneficio extra al producto y en su lugar representa un alto costo para la planta, de hecho aproximadamente el 20% del tiempo en la planta es usado para actividades de limpieza y desinfección.

Como nos damos cuenta, la limpieza y desinfección es imprescindible en toda planta procesadora de alimentos y además consumo una gran parte del tiempo en la planta, por esta razón es tan importante el OPTIMIZAR nuestro procedimiento y programa de limpieza y desinfección, para lo cual a continuación te comparto 5 consejos que te ayudarán a hacerlo permitiéndote reducir costos:

1. Elige la Limpieza CIP

La limpieza CIP (Clean in Place o Limpieza en el lugar) es un método de limpieza el cual te permita limpiar y desinfectar si necesidad de desarmar tus equipos.

Este método de limpieza se lo realiza utilizando agentes químicos especiales, calor y agua, los cuales son circulados por las tuberías y equipos, permitiéndote un ahorro de químicos, agua y más importante aún, tiempo.

2. No permitas que la suciedad sobreviva mucho tiempo

Habrás identificado que las manchas se vuelven más difíciles de remover mientras más tiempo se espera, por esta razón es importante programar la limpieza siempre después de terminar cada proceso.

De esta manera será mucho más fácil remover la suciedad, ahorrándote a la larga mucho tiempo, además de agua y productos químicos.

3. Ten una definición de «limpio»

Limpio para ti va a ser muy diferente de lo que significa limpio para los operadores.

El Jefe de Planta es la persona que debe establecer un estándar de limpieza y concientizarlos con todos los operadores.

De esta manera ahora todos sabran exactamente cual es el objetivo final de cada programa de limpieza y desinfección, con lo cual no habrá improvisaciones y se evitará problemas no deseados.

4. Establece un plan de limpieza

No debes aceptar improvisaciones. El Jefe de Planta debe crear un plan de limpieza y desinfección, el mismo que debe ser socializado a todos los operadores mediante una capacitación, pero además deberá ser controlado en el día a día para que sea cumplido.

En sí tú debes escribir la mejor manera de hacer la limpieza y desinfección en tu planta y luego controlar que los operadores lo hagan así. Quizá al inicio esto resulte en problemas y falta de productividad, pero a la larga esto se volverá en algo rutinario lo cual reducirá significativamente riesgos y además el tiempo consumido.

5. Utiliza productos químicos efectivos

Productos Químicos hay de todo tipo: buenos, malos, excelentes y pésimos.

Si quieres reducir tus costos de limpieza es importante que elijas los productos químicos más efectivos, y más no enfocarte en sus precios.

Como nos habremos percatado, el costo más alto de la limpieza es la mano de obra, es decir que esta es la variable que debemos buscar disminuir, así que si encontramos un producto químico que reduce el tiempo de remoción de grasas en un 20%, entonces este significará un gran beneficio para nosotros, incluso si este producto tiene el doble el precio que tu producto habitual.

Tienes que ser consciente que cualquier aprovechamiento en tiempo que puedes generar, vale más que la compra de insumos, los cuales representan menos del 1% de tus costos.

Si quieres más información de productos químicos de limpieza efectivos para plantas alimenticias, te recomiendo que des clic aquí para que conozcas las soluciones que tenemos disponible para ti.

Cómo Reducir el Costo de Mano de Obra en una Planta Procesadora de Alimentos

En cualquier planta de producción siempre tendremos el objetivo de REDUCIR COSTOS, pero ¿cómo podemos hacerlo?

El día de hoy quiero compartirte algunos consejos que te ayudarán a reducir costos en producción en la mano de obra.

En general el costo más alto de toda planta de producción es el costo de mano de obra, esto es más común en procesos poco automatizados dónde la gran mayoría de trabajo se lo realiza manualmente.

Para reducir el costo de mano de obra tenemos que enfocarnos en una variable clave: el tiempo.

Para esto debemos realizar un ESTUDIO DE PRODUCTIVIDAD, para el cual realizaremos los siguientes pasos:

1) Realizar reuniones con cada área de producción, en cada una de las reuniones vamos a EVALUAR LA PRODUCTIVIDAD de los operadores.

2) Para evaluar la productividad de los operadores debemos establecer dos tipos de actividades:

– Las Micro: Son aquellas actividades que involucran poco tiempo, pero tienen la característica que se repiten en múltiples ocasiones durante la jornada laboral. Por ejemplo: Lavado de Manos, si este se tarda 2 minutos y se lo realiza 10 veces al día por operador, entonces se ocuparía 20 minutos por operador, si tenemos 10 operadores, entonces esta pequeña actividad nos tomará 200 minutos de trabajo al día.
– Las Macro: Son aquellas actividades que involucran la mayor cantidad de tiempo para el operador en su jornada laboral, por ejemplo: pesaje, fileteado, mezcla de productos, limpieza, etc.

3) Junto a los operadores debemos identificar todas esas actividades MICRO y MACRO que se presentan en la planta.

4) Una vez identificados las actividades que más consumen nuestro tiempo deberemos establecer acciones de mejora, entre las cuales tenemos:

– Para las Micro: Se recomienda buscar soluciones que reduzcan algunos segundos o minutos del trabajo, esto a la larga representará mucho tiempo ahorrado, entre las mejoras que ocurren aquí son: invertir en mejores herramientas, concientizar en el uso de tiempo a los operadores, mejorar la distribución en planta, y otros.
– Para las Macro: La mejor manera de reducir tiempo en las actividades macro es creando procedimientos, en los cuales debemos escribir la manera más efectiva en que se deben realizar las actividades. Luego debemos controlar que los operadores realicen las actividades de esta manera, esto representará una gran cantidad de tiempo ahorrado.

Como puedes observar el uso de este método de ESTUDIO DE PRODUCTIVIDAD te permitirá reducir considerablemente el tiempo desperdiciando en planta, el cual podrá ser utilizado para aumentar la producción o para realizar otras tareas de interés para la empresa.

Recuerda que si necesitas ayuda para la gestión y optimización de tu planta de producción, puedes solicitar nuestra CONSULTORÍA al siguiente número: 0987576453.

¡Será un gusto ayudarte!